sábado, 19 de junio de 2010

Saramago alcanza la eternidad


José Saramago se ha hecho eterno.


El Saramago que no realizó estudios universitarios, que nos habló de su abuelo en el discurso de recogida del Nobel o al que tuve la oportunidad de ver en la Universidad de Sevilla hace ya algunos años, se marchó ayer para siempre jamás.

En el día de ayer, el Premio Nobel de Literatura encontró su particular camino hacia la eternidad. Ahora podrá dialogar con Dante sobre su descripción del Paraíso.

Saramago siempre rehusó de otra vida que no fuera ésta, pero a buen seguro que a estas alturas ya habrá mantenido algún diálogo pausado con alguno de los genios que ya pasean por el jardín de los jardines. Imagino a Saramago comentado su lectura del Quijote con Cervantes o discutiendo con Unamuno sobre Dios. ¿Y cómo será su encuentro con el laberíntico porteño?...


Borges: "José, hace ya algún tiempo que esperábamos tu llegada."


Saramago: "¡Qué sorpresa! Ni en mis mejores relatos hubiera podido llegar a imaginar que podía existir otra vida, y menos aún que en ella tendría la oportunidad de poder hablar con los grandes genios del pasado."


Borges: "Yo, sin embargo, tuve la enorme fortuna de encontrar aquí la mayor biblioteca que nunca pudiera haber imaginado, tal y como comenté en alguna ocasión."

Saramago: "Sin duda, tendrá que conducirme a ese maravilloso lugar."

Borges: "De eso no me cabe la menor duda. Pero, por favor, llámame por mi nombre. Aquí todos nos llamamos por nuestro nombre, aquí todos somos iguales.
Seguro que te encantará hablar con Miguel, William o Leon. Además, aquí no tenemos problema alguno con el lenguaje. Aquí todos hablamos el mismo lenguaje, el lenguaje esencial de las cosas que se muestra sin hablar."

Saramago: "Me encantará hacerlo. Ahora que lo sé, puedo decir que tenemos toda la eternidad para ello..."

A José Saramago

16 comentarios:

Sabina dijo...

buena recopilacion de vivencias has juntado he!
lo bueno siempre perdurará para los próximos. sublime, un beso.

Mercedes dijo...

Como tú bien nos recuerdas, no creía en otra vida que esta, espero que a estas alturas haya cambiado de opinión.
Descanse en paz.

maile dijo...

Esto no lo habia visto nunca. Es precioso.
Saramago y sus letras ya eran eternos para muchos. La Eternidad gano un poeta... y nosotros tuvimos el placer de disfrutarlo antes.
Descanse en paz.

Ruben M. M. dijo...

Sabina, hacia lo sublime en todos los ámbitos de nuestra vida es hacia donde hemos de apuntar. Espero que algún día, aunque sea en otra vida, lo alcancemos.

Un beso!

Ruben M. M. dijo...

Mercedes, como siempre, gracias por pasar y por unirte a este humilde homenaje.
Ojalá haya cambiado de opinión...

Un beso.

Ruben M. M. dijo...

maile, gracias por tus hermosas palabras, que completan este homenaje.

Un beso.

HUMO dijo...

Saramago :mucha literatura, de la buena que nos seguirá alimentando y sorprendiendo a través de los años, porque cada lectura es un descubrimiento.

Una pena, pero en cierta forma ya es parte de los inmortales.

Cariños Rubén y feliz día del padre!

=) HUMO

Ruben M. M. dijo...

Humo, muchas gracias por dejar tu estela.

Besos.

MAR dijo...

Claro que sí, una eternidad para gozar y agradecer todo aporte hacía nuestra alma y corazón.
Un abrazo para ti.
mar

Mamen dijo...

Hermosísimo y merecido homenaje a un escritor tan sencillo y humilde como persona, como gradioso y admirable en su talento y su obra.

Te envidio por la suerte que has tenido de poder verle en persona.

Allá donde esté, seguro que es feliz conversando con todos esos genios y colegas que nombras en tu preciosa historia.

Un beso enorme, un fuerte abrazo y todo mi cariño para ti.

Sirocos dijo...

Saramago ya era eterno antes de dejarnos el viernes...
por mi tierra que era su hogar se respira una tristeza diferente...
Personas que escriben asi, como él lo hacia, estaran vivos para siempre...

Ruben M. M. dijo...

Mar, gracias por deslizar tu destello.

Un abrazo.

Ruben M. M. dijo...

Mamen, seguro que Saramago es feliz con ese encuentro tan maravilloso.

Un beso y un fuerte abrazo para ti también.

Ruben M. M. dijo...

Sirocos, hermosas palabras, muy hermosas...

Carlos dijo...

Se nos ha ido un grande de la literatura. Tendremos sus obras para recordarle por siempre.
Saludos y felicidades por su blog.

Ruben M. M. dijo...

Carlos, se bienvenido y gracias por pasar.

Un saludo.