domingo, 6 de junio de 2010

Palabra de escritor

Vuelvo, o mejor dicho, volvemos de una breve estancia fuera y durante estos días he estado leyendo algo de Vargas LLosa, y a lo largo de esas páginas he encontrado un texto, que considero sinceramente interesante para entender mejor el sentido de la creación artística. Sin más, pues, cedo la palabra al maestro:

"Ocurre que un novelista puede extraviarse y ser manejado extrañamente por aquellas fuerzas que pone en marcha al escribir. Como, en la soledad de la creación, no solo vuelca su lucidez sino también los fantasmas de su espíritu, éstos, a veces, desarreglan lo que su voluntad quiere arreglar, contradicen o matizan sus ideas, y establecen órdenes secretos distintos al orden que él pretendió imponer a su historia. Bajo su apariencia racional, toda novela domicilia materiales que proceden de los fondos más secretos de la personalidad del autor. A este envolvimiento total del creador en el acto de inventar debe la buena literatura su perennidad, porque los demonios que acosan a los seres humanos suelen ser más perdurables que los otros accidentes de sus biografías."

8 comentarios:

Mercedes dijo...

Fantástico texto este que nos has traído de Vargas Llosa, con el que estoy completamente de acuerdo. Me encantó. Gracias.
Hasta pronto.

Lucas Esandi dijo...

"Fantasmas" y "demonios". ¿Qué secreto orden rige la realidad? ¿Qué está dado y qué en manos del hombre?

El ritmo de la palabra entre los dos aspectos llena de misterio la vida, ya de por sí misteriosa por muchas cosas. Pienso en los aspectos de destino y de libre albedrío.
Recuerdo, finalmente, la Jerarquía Celeste del Pseudo Areopagita. Un orden que me interesa interrogar.

Un abrazo, Rubén.

Andrea dijo...

Qué maravilla... Sabes que se siente, cuando encuentras las palabras que te faltan para justificar el sentir del lápiz?
Vargas Lloza lo sabía, y tú al traerlo aquí.

Un abrazo,

A.

Ruben M. M. dijo...

Mercedes, a mí también me pareció un texto a tener en cuenta, y más si lo que afirma, es dicho dice desde la experiencia de un novelista como Vargas Llosa.

Gracias a ti. Nos leemos!

Ruben M. M. dijo...

Lucas, el secreto de lo real es lo que nos da tanto que pensar, tanto a la filosofía como a la literatura. Sigamos sobre esa cuestión.
El Pseudo Dionisio Aeropagita tendría que ser más meditado en nuestros tiempos, como bien dices.

Un abrazo!

Ruben M. M. dijo...

Andrea, la palabra más buscada es el origen de la misma, que quizás es o fue "dictada" en un silencio de difícil comprensión.

Gracias por pasar.

Un abrazo!

Paloma Corrales dijo...

Eres insaciable en tu búsqueda, y eso no sólo me gusta, sino que me produce admiración.

El texto de Vargas Llosa muy acertado, gracias por compartirlo.

Besazo.

Ruben M. M. dijo...

Paloma, la admiración es mutua. La búsqueda de lo esencial es un motor incombustible para el alma.

Gracias a ti, por leer el texto.

Un beso!