sábado, 2 de julio de 2011

Versos a Rodin

A veces te imagino en tu taller
moldeando el barro,
trabajando el bronce,
dando forma al alma.

Al dictado de Miguel Ángel
diste gloria al arte de moldear,
al arte de vivir.

Modelaste la sensualidad,
la sexualidad y el amor.

Tu pasión por el movimiento
nos mostró la exterioridad de lo esencial
y tu capacidad de expresión
nos acercó a la intimidad de la creación.

Pude pasear por tu jardín…
…y te busqué…
…y te busqué…

A veces imagino tus manos
y el movimiento de tu expresión.

Y creo que te encontré…
junto a tu Pensador,
junto a tu Balzac,
junto a tu Beso sensual...

22 comentarios:

José María Alloza dijo...

Decía Michelangelo: Vi a un ángel en el mármol, solo cincelé hasta liberarlo.
Si la obra de arte ya está contenida en el mármol: ¿cuál es la esencia de lo que contemplamos?

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Rubencito amigo.
¿Cómo vas?
Espero que muy bien.
¿Cómo va el éxito respecto a la publicación de tu libro?

El texto, hermoso, sublime por más.
La foto encantadora, nos mete en tu texto.

Cuidate mucho.
Un abrazo y ÉXITOS :)

Rubén Muñoz Martínez dijo...

José, precisamente "aquello" que hay en el mármol y hace a la obra ser obra. La genialidad reside precisamente en la capacidad del algunos elegidos para entregarnos esa esencia. ¿No te parece?...

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Naty, voy muy bien... ¿y tú?
Mi libro va caminando. En octubre lo presentaré en Sevilla. De momento hay interés de las personas que van sabiendo de su existencia y de aquellos que lo van conociendo por internet. ¿Has visitado el blog del libro?
Gracias por pasar. Nos leemos!
Recibe un fuerte abrazo!

Mamen dijo...

Qué versos tan hermosos los tuyos, Rubén, me has dejado sin palabras...

Siempre he admirado la genialidad de quienes son capaces de, no sólo crear arte y belleza con sus manos de un trozo de piedra, metal, lienzo, etc, sino además darles vida, esa esencia de la que nos hablas... e incluso un alma.

Por los comentarios que he leído aquí, me alegro que tu nuevo libro vaya tan bien: ¿podrías enviarme su dirección de blog para poder echarle un vistacillo?

Un millón de besos, un gran abrazo y todo mi cariño.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Mamen, tu manera de leerme es muy agradecida, por lo cual no puedo menos que agradecerte enormemente tus comentarios.
Como dices, los grandes creadores ponen vida allí donde no la hay... de ahí su genialidad.
Te dejo el enlace con el blog de mi libro: http://resonanciasysilencios.wordpress.com/

Besos, abrazos y cariño para ti también.

José María Alloza. dijo...

No los sé, amigo Rubén. Leyéndote, y pensando en la cita de Micheangelo, me vino a la mente la interrogación. Me preguntaba, si finalmente el artista –aun sea este un genio- tiene la menor importancia. Si en definitiva solo es un “médium” que desaparece –se realiza- en el acto mismo de la creación, como un sueño…
Aunque conste que yo no creo en las esencias escondidas; y que solo intentaba pensar desde ese postulado, de manera un poco artificial, retorica.
Un abrazo.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

José, amigo, el artista es "médium", pero un "medio" fundamental e insustituible.
Yo tampoco hablo de esencias escondidas, sino de que si miramos lo real con "otros ojos" vemos más profundos. Por ejemplo, cuando vemos a una persona por primera vez sólo podemos observar su apariencia física, pero si comenzamos a mirar con esos "otros ojos", comenzaremos a ver lo más decisivo, las cualidades humanas que hacen a esa persona ser única e insustituible.

Un abrazo y gracias por hacerme pensar con tus comentarios.

José María Alloza. dijo...

Para que veas –aunque ya lo sabes- que andamos por vías convergentes de caminos distintos, te dejo esto, de pura manufactura artesanal propia : El materialismo es la crítica de la reducción del hombre a su materialidad.
Un abrazo, aquí el que hace pensar eres tú :-)

Rubén Muñoz Martínez dijo...

José, podrías matizar un poco más ese pensamiento de cosecha propia. Gracias por adelantado.

Un abrazo.

La libélula azul dijo...

eres bueno escribiendo!

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Libélula, bienvenida a estas letras.

Taty Cascada dijo...

Tú lo encontraste, sin embargo yo sigo buscando su genio. A veces creo intuirlo en sus bronces elaborados, pero es sólo eso, una sutil percepción.
Un abrazo.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Taty, yo también sigo buscándolo... dije "creo que lo encontré"...
En ocasiones, mejor intuir que comprender.
Un abrazo.

María dijo...

Me gustan tus versos escribes con la pluma de la sensualidad y sensibilidad.

Saludos.

Maria Varu dijo...

Ruben... hermoso acercamiento, sensibilidad y cercanía en tus versos... me gusta la ternura que desprendes

un abrazo, gracias por tus palabras

Rubén Muñoz Martínez dijo...

María, eres bienvenida. Gracias por tus palabras.

Saludos.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Maria Varu, gracias a ti por pasar. Si quieres, puedes quedarte.

Un abrazo.

José María Alloza dijo...

Primer elemento de extensión. (como ves, no te he olvidado)
"Nuestra divisa será, pues, la reforma de la conciencia, no por dogmas, sino por el análisis de la conciencia mística, oscura para sí misma, tal como se manifiesta en la religión o en la política. Se verá entonces que, desde hace mucho tiempo, el mundo posee el sueño de una cosa de la cual le falta la conciencia para poseerla de verdad. Se verá que no se trata de establecer una gran separación entre el pasado y el porvenir, sino de cumplir las ideas del pasado. Se verá, por último, que la humanidad no comienza una nueva tarea, sino que realiza su antiguo trabajo con conocimiento de causa»." KARL MARX.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

José María, te estaba esperando. Gracias por esta extensión "marxiana", que no marxista...

José María Alloza. dijo...

Segunda extension
El espacio social, que sea objetivo o subjetivo, exterior o interiorizado, es un tejido de diferencias, de relaciones entre posiciones y objetos, espacio históricamente construido. La crítica materialista actúa en el sentido del derribo de las oposiciones que parecen las más naturales, por ejemplo, el don … Poniendo en evidencia, ante los hombres, las restricciones, barreras, obstáculos, que limitan su capacidad de actuar, ofreciéndoles –intenta- la posibilidad de una emancipación efectiva. Los verdaderos adversarios de la libertad humana son aquellos que contribuyen a vehicular la ideología del don. El don, ilusión aristocrática, ilusión que empuja a la resignación y al fatalismo.
Nb. Apunto que cuando el leñador de la Selva Negra dice “solo se puede pensar en alemán” tal vez no hace otra cosa que transponer ésta ideología aristocrática –el don individual- al nivel de un pueblo. (esto es un guiño)

Rubén Muñoz Martínez dijo...

José María, hay que tener cuidado a la hora de querer "sincronizar" pensamiento y libertad, pues para llegar a la auténtica libertad hay que pasar previamente por complicados senderos reflexivos... Creo que se alcanza un mayor nivel de autoconciencia de lo bueno y lo malo tras ejercer una reflexión elaborada cuidadosamente.

Un abrazo.