viernes, 5 de agosto de 2011

Recuerdos de un viaje: Los lugares de Heidegger

En el mes de septiembre de 2009 tuve la oportunidad de cumplir un viejo deseo... acudir a los lugares donde Martin Heidegger nació, vivió, impartió docencia, pensó y murió.
El viaje, pronto y como era de esperar, se convirtió en un "evento" personal inolvidable.


A lo largo del viaje los lugares comenzaron a hablar en un decir silencioso, que aún conservaba el empuje y la fuerza inicial de lo que fue el gran acontecimiento del pensar filosófico del siglo XX.
Algunas de las fotos que se irán mostrando en esta narración guardan cierto recuerdo visual, a la vez que custodian en su mostrarse algunas de la las huellas más extraordinarias de este maravilloso recorrido.

18 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Caramba, Rubén, debió ser apasionante...

Un beso.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Paloma, fue extraordinario e inolvidable. Incluso pude llegar a hablar con un hombre que conoció a Heidegger personalmente.

Un beso.

María dijo...

Rubén, gracias por tu visita a mi blog.

No me puedo perder estos recuerdos de viajes inolvidables, por lo que volveré por aquí.

Un beso.

RECOMENZAR dijo...

Gracias por compartir con nosotros el arte de tus letras

BRISA dijo...

Ah, vaya que interesante tu recorrido por la vida y obra del gran filosofo Heiddegger
"Quien piensa a o grande tiene que equivicarse a lo grande"
o me equivoco?
Saludos

Rubén Muñoz Martínez dijo...

María, nos leemos por aquí.

Un beso.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Recomenzar, gracias a ti por leer mis letras.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Brisa, no, no te equivocas. Lo grande conlleva su riesgo.

Saludos.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Rubén querido.
Tu texto me deja tres figuras:
Sueños cumplidos.
Nacimiento y muerte.
Arte.

:)
Me gusta esa conclusión.
Un abrazo grande.
Cuidate mucho.

Maria Paula Villanueva dijo...

Caminar hacia el pensamiento que buscamos es lo mismo que ir hacia nosotros mismos. Qué afortunados son aquellos que hacen coincidir en la misma vida sus metas!
Hermoso, Rubén, hermoso viaje! Hermosas palabras para homenajearlo!

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Natalia, efectivamente fue un gran sueño cumplido.

Un fuerte abrazo!

Rubén Muñoz Martínez dijo...

María Paula, muy hermoso también tu comentario. Gracias.

Nelson dijo...

Hello Rubén! My first visit, will visit you again. Seriously, I thoroughly enjoyed your posts. Congrats for your work. If you wish to follow back that would be great I'm at http://nelsonsouzza.blogspot.com
Thanks for sharing!
Saludos!

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Nelson, thanks for your visit. My thoughts will be round here... I´ll visit you too...
See you in network

Best Regards!

Pablo Fernando dijo...

Que fascinante viaje , me ha encantado este post .Saludos.

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Gracias Pablo, todavía queda mencionar mi estancia en el pueblo donde Heidegger nació y está enterrado.

Saludos.

Andrés Bellido dijo...

Hola Rubén,
tengo pensado viajar a Freibur y a Messkirch para conocer los lugares de Heidegger. ¿Serías tan amable de hacerme algunas recomendaciones? Tengo solo dos días y me gustaría poder aprovecharlos al máximo.
Un abrazo
(andresbellidoarias@gmail.com)

Rubén Muñoz Martínez dijo...

Hola Andrés, ya te he mandado un email con información. Espero que te sea útil. Un saludo!